Message from the Superintendent Dr. Leslie Torres-Rodriguez

Message from the Superintendent Dr. Leslie Torres-Rodriguez

Message from the Superintendent
Dr. Leslie Torres-Rodriguez

At Hartford Public Schools, we believe we are all brothers and sisters connected by our common humanity and by our belief in a government of, for, and by the people. 

As I continue to reflect on the events that took place at our nation’s capital yesterday, I feel a sense of sadness and concern. Wednesday, January 6, was a dark day in American History. The attack on the U.S. Capitol was an assault on everything we hold dear. It was an attack on our Constitution, the rule of law, and on the will of the people. It was an attack on each of us.  Peaceful protest is a constitutional right but a violent attack on our institutions and democratic process is not.

As we welcome students back from the holiday break to our in-person and virtual classrooms, please know that I am thinking about each of you. It is not lost on me that you too may be in the midst of processing your own thoughts and feelings related to the unrest. I realize this may be difficult and ask that you take care of yourself and one another with empathy, kindness, and understanding.

In a year that has been so difficult on all of us, especially on our children, they must now process how the center of our democratic nation, the People’s House, was threatened by a violent attack. As trusted and caring adults, our students will continue to look to us for reassurance, safety, and sense-making. I ask that as teachers, administrators, and staff, we focus on supporting our students by helping them to understand what happened, reminding them that they are safe and loved, and working together to ensure that peace and democracy endure.   

Despite the challenges I remain hopeful for the future of our nation and our school community, and most grateful for all you do, especially during these trying times.

 


 

Mensaje de la Superintendente
Dra. Leslie Torres-Rodriguez

En las Escuelas Públicas de Hartford, creemos que todos(as) somos hermanos y hermanas conectados(as) por nuestra humanidad en común y nuestra creencia en un gobierno del, para y por el pueblo. 

Mientras continúo reflexionando en los eventos que se llevaron a cabo en la capital de nuestra nación ayer,  siento un sentido de tristeza y preocupación. El miércoles, 6 de enero fue un día oscuro en la historia americana. El ataque en el Capitolio de Estados Unidos fue un asalto a todo lo que apreciamos. Fue un ataque a nuestra constitución, el estado de derecho y la voluntad del pueblo. Fue un ataque a cada uno(a) de nosotros(as). La protesta pacífica es un derecho constitucional, pero un ataque violento a nuestras instituciones y al proceso democrático no lo es.

Mientras le damos la bienvenida a los(as) estudiantes de regreso del receso festivo a nuestros salones de clases presenciales y virtuales, por favor sepan que estoy pensando en cada uno(a) de ustedes. No se me escapa que usted también puede estar en medio de procesar sus propios pensamientos y sentimientos relacionados a la agitación. Reconozco que esto puede ser difícil y le pido que se cuide a usted y a cada uno con empatía, amabilidad y comprensión.

En un año que ha sido tan difícil para todos(as) nosotros(as), especialmente para nuestros(as) hijos(as), ellos(as) deben procesar ahora como el centro democrático de nuestra nación, la Casa del Pueblo, fue amenazada por un ataque violento. Como adultos de confianza y afectuosos,  nuestros(as) estudiantes continuarán mirándonos en busca de confortación, seguridad y sentido de las cosas. Pido que como maestros(as), administradores(as) y personal, nos enfoquemos en apoyar a nuestros(as) estudiantes ayudándoles a entender lo que pasó, recordándoles que están seguros(as) y amados(as), y trabajando arduamente para asegurar que la paz y la democracia perduren.   

A pesar de los desafíos, permanezco esperanzada por el futuro de nuestra nación y nuestra comunidad escolar, y muy agradecida por todo lo que hacen, especialmente durante estos tiempos difíciles.