Talking to Kids about Grief from Connecticut Children’s

Talking to Kids about Grief from Connecticut Children’s

Talking to Kids about Grief
CONNECTICUT CHILDREN’S

Tips for Guiding the Conversation for Parents
(From the American Psychological Association)

  • Think about what you want to say. It’s OK to practice in your head, to a mirror or with another adult. Some advanced planning may make the discussion easier. You won’t have to think about it off the top of your head.
  • Find a quiet moment. Perhaps this is after dinner or while making the next day’s lunch. This is a time and place where your children can be the center of your attention.
  • Find out what they know. For example, there was a shooting at a school or a bomb set off in another country. Ask them “What have you heard about this?” And then listen. Listen. Listen. And listen more.
  • Share your feelings with your child. It is OK to acknowledge your feelings with your children. They see you are human. They also get a chance to see that even though upset, you can pull yourself together and continue on. Parents hear it often: Be a role model. This applies to emotions, too.
  • Tell the truth. Lay out the facts at a level they can understand. You do not need to give graphic details.
    • For young children, you may need to have the conversation about what death means (no longer feel anything, not hungry, thirsty, scared, or hurting; we will never see them again, but can hold their memories in our hearts and heads).
  • Say, “I don’t know.” Sometimes the answer to the question is “I don’t know.” “Why did the bad people do this?” “I don’t know” fits.
  • Above all, reassure.At the end of the conversation, reassure your children that you will do everything you know how to do to keep them safe and to watch out for them. Reassure them that you will be available to answer any questions or talk about this topic again in the future. Reassure them that they are loved.

What kinds of emotions may children experience? (From KidsHealth)

  • Sadness
  • Relief
  • Disbelief
  • Guilt
  • Frustration
  • Fear
  • Anger
  • Panic
  • Shock
  • Confusion
  • Anxiety
  • Numbness
  • Longing
  • Lack of emotions

How might they respond to grief?

(From KidsHealth)

Cognitively

They might have trouble concentrating, making decisions or get easily confused. You might see nightmares, lack of motivation, or a decline in school performance and self-esteem.

Emotionally

Children tend to go in and out of the grief process–crying one minute, then playing the next. They may also be unsettled, express anxiety about the safety of others or feel responsible for their parents.

Physically

Children may feel sick more often, experience headaches, stomach aches, tiredness, lack of energy or hyperactivity. You may also notice changes in their eating habits and sleeping patterns.

Spiritually

Children will be curious about death and dying and may ask a lot of questions. They may start to question why this happened and where the person might be now.

Socially

It’s common for children to either withdraw from family and friends, or become more dependent or clingy. They might also attempt to take on the role of an older sibling or adult who has died.

Behaviorally

They might show more challenging or demanding behavior as they try to get care or reassurance from you. Themes of death may show up in their drawings or play. Behavior may also regress like wetting the bed.

Things for parents to do at home
(From the American Psychological Association)

  • Take care of yourself: Talking about and experiencing difficult news and tragedies can be exhausting. Don’t forget to take care of yourself.
  • Turn off the news.
    • Take a break.
    • Engage in physical activity.
    • Do something that will lift your spirits and those of your family.
  • Seek help if needed
    • Call 211 if you are concerned for you or your child

For more resources and information about your child and their emotional health:  Emotions & Behavior – Connecticut Children’s (connecticutchildrens.org)


Hablar con los niños sobre el duelo
 CONNECTICUT CHILDREN’S

Consejos para guiar la conversación para padres
(De la Asociación Americana de Psicología)

  • Piensa en lo que quieres decir. Está bien practicar en tu mente, frente a un espejo o con otro adulto. Un poco de planificación avanzada puede facilitar la discusión.
  • Encuentra un momento de tranquilidad. Tal vez esto sea después de la cena o mientras prepara el almuerzo del día siguiente. Este es el momento y el lugar donde sus hijos pueden ser el centro de su atención.
  • Averigüe lo que saben. Por ejemplo, hubo un tiroteo en una escuela o una bomba detonada en otro país. Pregúnteles “¿Qué han escuchado sobre esto?” Y luego escucha. Escucha. Escucha. Y escucha más.
  • Comparta sus sentimientos con su hijo. Está bien reconocer sus sentimientos con sus hijos. Ellos ven que eres humano. También tienen la oportunidad de ver que, aunque esté molesto, puede recuperarse y continuar. Los padres escuchan a menudo: “sea un modelo a seguir.” Esto también se aplica a las emociones.
  • Decir la verdad. Presente los hechos a un nivel que puedan entender. No es necesario dar detalles gráficos.
    • Para los niños pequeños, es posible que necesite tener una conversación sobre lo que significa la muerte (ya no sentir nada, no tener hambre, sed, miedo o dolor; nunca los volveremos a ver, pero podemos guardar sus recuerdos en nuestros corazones y mentes).
  • Diga: “No lo sé”. A veces la respuesta a la pregunta es “No lo sé”. “¿Por qué la gente mala hizo esto?” “No sé” es apropiado.
  • Sobre todo asegúreles. Al final de la conversación, asegúreles a sus hijos que hará todo lo que sepa hacer para mantenerlos a salvo y cuidarlos. Asegúreles que estará disponible para responder cualquier pregunta o hablar sobre este tema nuevamente en el futuro. Asegúrales que son amados.

¿Qué tipo de emociones pueden experimentar los niños?

(De KidsHealth)

●       Tristeza

●       Alivio

●       Incredulidad

●       Culpa

●       Frustración

●       Miedo

●       Enfado

●       Pánico

●       Conmoción

●       Confusión

●       Ansiedad

●       Entumecimiento

●       Anhelo

●       Falta de emociones

¿Cómo podrían responder al duelo?

(De KidsHealth)

Cognitivamente

Pueden tener problemas para concentrarse, tomar decisiones o pueden confundirse fácilmente. Es posible que vea pesadillas, falta de motivación o una disminución en el rendimiento escolar y la autoestima.

Emocionalmente

Los niños tienden a entrar y salir del proceso de duelo: lloran un minuto y luego juegan. También pueden estar inquietos, expresar ansiedad por la seguridad de los demás o sentirse responsables de sus padres.

Físicamente

Los niños pueden sentirse enfermos con más frecuencia, experimentar dolores de cabeza, dolores de estómago, cansancio, falta de energía o hiperactividad. También puede notar cambios en sus hábitos alimenticios y patrones de sueño.

Espiritualmente

Los niños sentirán curiosidad por la muerte y el proceso de morir y pueden hacer muchas preguntas. Pueden comenzar a preguntarse por qué sucedió esto y dónde podría estar la persona ahora.

Socialmente

Es común que los niños se aparten de la familia y los amigos, o se vuelvan más dependientes o pegajosos. También podrían intentar asumir el papel de un hermano mayor o un adulto que ha muerto.

Comportamiento

Es posible que muestren un comportamiento más desafiante o exigente cuando traten de obtener atención o tranquilidad de su parte. Los temas de la muerte pueden aparecer en sus dibujos o juegos. El comportamiento también puede retroceder como mojar la cama.

Cosas que los padres deben hacer en casa

(De la Asociación Americana de Psicología)

  • Cuídese: hablar de noticias y tragedias difíciles puede ser agotador. No olvides cuidarte.
  • Apaga las noticias.
    • Tomar un descanso.
    • Participar en la actividad física.
    • Haga algo que levante su ánimo y el de su familia.
  • Busque ayuda si es necesario
    • Llame al 211 si está preocupado por usted o su hijo

Para obtener más recursos e información sobre su hijo y su salud emocional: Emociones y comportamiento: Connecticut Children’s (connecticutchildrens.org)