Cuando mantener a su hijo en la casa

La mejor manera de prevenir la propagación de las enfermedades es lavarse las manos frecuentemente. Miembros de la familia deben lavarse las manos con frecuencia cuando un niño de la familia está enfermo.
  • Los niños con fiebre por encima de 100°F (37.8°C) deben quedarse en su casa hasta que no haya tenido fiebre por 24 horas. Llame a su médico si su hijo tiene fiebre con dolor, sarpullido, debilidad, vómitos o diarrea.
  • Si los ojos de su niño se ponen de color rojo y secretan liquido turbio o de color amarillo/verde, debe llamar al médico. Si se prescribe una pomada para los ojos de su niño puede regresar a la escuela 24 horas después de comenzar el tratamiento.
  • Los niños con vómitos o diarrea (evacuación suelta acuosa) deben quedarse en su casa hasta por lo menos por 12 horas hasta que no haya tenido otro episodio adicional. Llame a su médico si el niño continúa teniendo vómitos o diarrea o si el niño también tiene fiebre, erupción cutánea o debilidad en el cuerpo.
  • Su hijo debe quedarse en casa si él/ella tiene dolor severo de oídos. Llame a su médico para recibir tratamiento.
  • Si su hijo tiene un dolor de garganta y fiebre, o dolor de garganta severo y sin fiebre, él/ella NO debe ir a la escuela.
  • Si la tos de su hijo es peor de la tos normal de un resfriado/catarro, manténgalo en su casa. Si él/ella tiene dificultad para respirar o tiene fiebre, llame a su médico.
  • Si su hijo se queja de dolor de estómago, especialmente si él/ella dice que le duele a moverse y él/ella no quiere comer, él/ella debe quedarse en casa. Llame a su médico.
  • Si su hijo tiene impétigo (ampollas rojas rezumando líquido con costras amarillas/doradas en la cara o el cuerpo), él/ella debe quedarse en su casa hasta que su médico le informe que regrese a la escuela.
Si tiene cualquier duda acerca de enviar a su hijo a la escuela, consulte con el médico de su hijo. Si no está seguro que su hijo está suficientemente bien para volver a la escuela, consulte con su médico y/o enfermera de la escuela de su hijo.
Recuerde que debe asegurarse que la enfermera escolar de su hijo sepa cómo comunicarse con usted durante el día. Por favor, provea la enfermería todos sus números de teléfono disponibles: celular, trabajo, parientes, amigos, etc.